Creando puentes y conexiones con la economía colaborativa y el sector asegurador

Sergi Marti · 24/10/2016
Compartir

colabora

Porque ahora este post?

En el contexto de la primera  jornada organizada por Inese de Nueva Generación de Seguros,  donde la experta en EC, Lucía Hernández y un servidor,  planteamos la tendencia de la EC y cómo el sector asegurado todavía presentaba una extrema rigidez de los programas y productos aseguradores requeridos, donde la economía tradicional con la que se intentaba dar soluciones, se dan de bruces las nuevas tendencias y realidades económicas de todas esas empresas emergentes.

Y la pasada semana el  Ouisharefest Barcelona 2016, principal evento consagrado a la Economía Colaborativa (EC) en España con un éxito rotundo, a modo de colofón al imparable crecimiento que ésta está experimentando, desde hace dos años, no sólo en nuestro país sino a nivel mundial.

Recopilemos 4 datos de este último año

¿Cómo pensar la cobertura que ya tienen, aunque mejorable  un BlaBlaCar, un Uber, o un AirBnB, para cualquier empresa emergente de EC, conectándolos al mundo del seguro “clásico”? ¿Cómo adaptarse a un entorno, el español, cuyo 6% de la población ofrece ya productos y servicios bajo el modelo colaborativo, superando a la media europea deºl 5%? ¿Un país con 400 operadores, según datos recientes de Sharing España, y cuyo 53% de habitantes estaría dispuesto a alquilar bienes en un contexto de consumo colaborativo, según un estudio de Nielsen?

¿Cómo hacer frente a las preocupaciones de un ámbito que, en 2015, generó en la Unión Europea 28.000 millones de euros y que, según estimaciones, podría llegar a una cantidad de usuarios de 150 millones de personas, antes de la primera mitad del año que viene?

¿Cómo parar algo que ni siquiera en Bruselas, en el transcurso del Foro Europeo de Economía Colaborativa, impulsado por la Comisión Europea el pasado mes de junio, se quiere parar sino alentar como nuevo motor económico?

Según un reciente informe de la consultora PriceWaterhouseCoopers, las principales actividades de la EC representarán, a nivel mundial, 335.000 millones de dólares para el año 2025.

CONECTANDO DOS MUNDOS

Ofrecemos al sector asegurador y a las empresas de EC un camino transicional, donde nuestro campo de actuación se basa en ofrecer al sector asegurador soluciones a los problemas que se plantean sobre cómo tutelar a StartUps y empresas de EC en sus primeras fases e incluso en fases maduras de crecimiento económico, sin inversiones ni implantaciones tecnológicas, CONECTANDO el sector asegurador tradicional con estas nuevas “formas de trabajar y entenderse”.

En otras palabras, ya somos capaces de conseguir elaborar un traje a la medida de sus riesgos y necesidades, siendo capaces de dar una respuesta ágil a los desafíos de un emprendimiento tan nuevo como distinto de los modelos tradicionales.

En nuestro día a día, la solución pasa por mucha creatividad y juego de equipo, por supuesto, y más ahora, cuando todavía somos poquísimos los mediadores de seguros, que están desarrollando programas y productos a la medida de la EC, allá donde está claro que cuantos más seamos, mejor nos irá.

De entrada, quisiera destacar  el concepto de “conocimiento Global, actuación local”, conocido en muchos sectores pero de vital importancia en este, y en nuestro caso aplicado a  tres ejes claros dentro de INNOVACIÓN Y ACUERDOS ESPECIALES de Ribé Salat: Tener un canal de colaboración contrastado con las principales organizaciones y aceleradoras del sector EC; en segundo lugar, disponer de un equipo enfocado en el análisis de las nuevas StartUps y, por último, ser capaz de desarrollar modelos estables y sólidos para unir, bajo una sólida estructura tecnológica, las nuevas necesidades con las estructuras de las compañías aseguradoras.

Hasta aquí, el cambio de mentalidad básico, que nos permita evolucionar al compás de las nuevas formas de emprendimiento y de entrar en las distintas lógicas de los seis grandes modelos de EC: marketplace P2P, el fee devengado por servicio, el cada vez más difundido freemium pero con vistas a un modelo Premium futuro, la gestión de una marca blanca, La reutilización de bienes no deseados y los sistemas de plataformas por memberships.

Entender estas diferencias y estas formas de agregación social con intercambios que, en ocasiones, van más allá del mero hecho económico, es fundamental, aunque sólo sea el primer paso.

Cuando hablamos de ir ya a lo práctico, vamos más allá y reitero la necesidad de que colaboremos entre todos, porque el caso, es que la demanda actual permite que el sector entre sin gran riesgo a valorar pequeñas oportunidades actuales, con expectativas de crecimiento exponenciales a futuro.

Algo que ya pasa del condicional al imperativo si se quiere estar al paso con los tiempos, y que nos permitirá aprender conjuntamente a los players del sector sin que el proceso sea fruto de grandes inversiones, para la búsqueda de acuerdos superiores en el corto plazo, una vez salvadas las reticencias comprensibles y clásicas de los primeros tiempos.

Es evidente que aquellos que, con mayor rapidez, hayamos empezado a explorar las posibilidades que la EC brinda al sector asegurador, nos beneficiaremos antes de los frutos que dicha “exploración” arrojará sin lugar a dudas.

No obstante, el entorno es lo suficiente amplio, rico y, sobre todo, creciente para que nos planteemos colaborar y ser capaces de generar sinergias que nos beneficiarán a nosotros y, claramente, a unos clientes que aún no saben cómo asegurar el futuro de sus negocios… bueno mejor dicho no sabían...

Compartir





Síguenos en


Te recomendamos


Comentarios