Retribución flexible: qué es y cómo puede ayudar a tu empresa

Retribución flexible: qué es

Si ya has oído hablar de retribución flexible pero aún no tienes muy claro lo que es ni cómo funciona, no te preocupes porque aquí te explicamos todo en detalle.

Teniendo en cuenta que cada euro de nuestro salario cuenta, la retribución flexible hace que una pequeña parte de nuestra nómina la recibamos en forma de productos o servicios, con un coste menor al que tienen en el mercado o en ocasiones incluso gratis.

La retribución flexible es una manera de que las empresas puedan ofrecer mejores condiciones a sus trabajadores sin grandes costes y sin que esto signifique una subida salarial. Normalmente, el coste de la retribución flexible cae sobre los trabajadores, pero esto no es algo malo, ya que proporciona interesantes reducciones fiscales.

A fin de cuentas, el dinero que “se pierde” por un lado se gana por otro, pero el trabajador gana además determinados productos y servicios sin que la empresa se vea obligada a realizar mayores inversiones.

Para aplicarla, la empresa elabora un plan de retribución flexible que ofrece a sus empleados. Cada uno de ellos puede elegir de forma voluntaria qué servicios incluir en su plan y que importe de su salario quiere destinar a ellos. Es importante tener en cuenta que la exención fiscal de IRPF aplica hasta el 30 % del salario bruto anual.

Aunque la retribución flexible está abierta a todos los trabajadores, independientemente de su puesto y es voluntaria, los servicios que cada trabajador pueda incluir en su plan de retribución flexible dependerá de los servicios que la empresa le presente y que habrán sido previamente seleccionados por los responsables de recursos humanos o personas a cargo del proyecto.

Ventajas de la retribución flexible

Las ventajas de la retribución flexible son muchas tanto para la empresa como para los trabajadores, y la gran mayoría son comunes para ambas partes.

Para la empresa, ésta es una manera de atraer y retener talento. Puede ser un factor decisivo a la hora de que un futuro trabajador se decante por una empresa u otra. El sistema de retribución flexible aumenta el poder adquisitivo del trabajador, lo cual resulta bastante atractivo, pero sin suponer un aumento salarial, y por lo tanto, un aumento del gasto por parte de la empresa.

La retribución flexible ayuda también a conciliar la vida laboral con la familiar gracias a los productos y servicios que hacen el día a día de los trabajadores más fácil. Esto hace que los empleados perciban a la empresa como una organización que se preocupa por su bienestar, por consiguiente, la empresa cuenta con empleados más comprometidos, implicados y motivados en su trabajo. Esto se traduce en una reducción del absentismo laboral y, en resumen, en una mayor efectividad y productividad.

Pero, aunque estas ventajas también afectan de forma directa al trabajador, no son las únicas que la retribución flexible proporciona, pues el trabajador tiene la completa libertad de elegir la cantidad de su salario que quiere destinar y a qué tipo de servicios, esto hace que se sienta más responsable y capaz de mejorar su nivel adquisitivo.

Además de todas estas ventajas, la retribución flexible supone un ahorro para el empleado, ya que el salario que dedica a esto, que está exento de IRPF, se descuenta del salario bruto. Esto significa que, al reducir la cantidad del salario bruto, disminuirá la cantidad de IRPF que debemos pagar.

En resumen, la retribución flexible aumenta el poder adquisitivo del trabajador sin aumentar los costes salariales de la empresa, ésta mejora su imagen de marca, el trabajador se siente valorado, se compromete e implica en mayor medida en su trabajo y esto mejora tanto su calidad de vida como la efectividad de la empresa.

Retribuciones variables

Seguro que ya has oído hablar alguna vez de las retribuciones variables pero, ¿Qué son exactamente?

La nómina de un trabajador está formada por unas retribuciones salariales y no salariales. Dentro de las salariales, podemos hablar de retribuciones fijas (salario base y complementos salariales) y retribuciones variables. Esto significa que una parte del salario que recibimos no varía de un mes a otro, pero hay otra parte que sí, esta es la retribución variable y es una retribución a corto plazo diseñada para servir como incentivo para aumentar el rendimiento.

Pero ¿Por qué es variable esa parte de nuestro sueldo? Es sencillo, esta es la manera que tienen las empresas de premiar al trabajador en función de su efectividad y objetivos cumplidos.

De esta manera, la retribución variable son premios monetarios independientes del sueldo, pero relacionados directamente con las tareas y funciones de cada trabajador.

Las formas más comunes de retribución flexible son las primas, vinculadas a la producción aunque también se pueden abonar en función de la calidad del trabajo; los incentivos, también conocidos como comisiones dependientes de las cifras de ventas; los bonos, que son parecidos a los incentivos pero dependen, en parte, de la subjetividad; y por último las gratificaciones, que son totalmente subjetivas y dependen del criterio de la empresa, normalmente para compensar al trabajador por unos resultados excepcionalmente buenos.

A fin de cuentas, la retribución flexible es una manera más de hacer que los trabajadores se sientan motivados y sobre todo sientan que su trabajo es valorado por la empresa, y por parte de esta, es un factor influyente a la hora de conseguir mayor productividad.

Diferencia entre sueldo y salario

Puede que hasta ahora pensaras que el salario y el sueldo son la misma cosa, pero no lo son y conocer la diferencia es importante para la administración de una nómina o para saber gestionar posibles reclamos laborales.

La remuneración que cada uno de nosotros recibe por su trabajo se divide en sueldo y salario, y la diferencia es simple, el sueldo es una remuneración fija mientras que el salario es variable, pero ¿Qué significa esto?

El sueldo es la remuneración que una empresa paga a un trabajador y que se acuerda en un contrato, se paga periódicamente y es una cantidad que no varía, independientemente de que haya días festivos en los que no se trabaja.

El salario, en cambio, es una remuneración que varía en función de los días u horas que se trabaje, en este caso, por ejemplo, los días festivos que no se trabajan no son remunerados.

salary

Salario emocional

El bienestar de los trabajadores y su compromiso es algo que repercute directamente en la productividad y efectividad del trabajo que hacen. Por eso, el hecho de que los trabajadores se encuentren a gusto y motivados en la empresa es una de las preocupaciones principales de los directivos. Pero no es algo exclusivo de las grandes empresas, cualquier empresa puede promover iniciativas que ayuden a conseguir esto.

Sabiendo esto, podemos decir que el salario emocional son todas aquellas compensaciones no económicas que recibimos por parte de la empresa y que hacen nuestra vida mejor y más fácil. Este tipo de compensaciones se usan en empresas que buscan perfiles muy específicos. Para que estos perfiles elijan a una empresa sobre las demás, estas ofrecen todo tipo de beneficios que mejoren la vida del futuro trabajador.

Una de las cosas más importantes del salario emocional (sobre todo para las empresas) es que todas estas ventajas que aportan no tienen un coste para la empresa, al contrario, esta puede beneficiarse deduciéndose el importe de estos servicios del impuesto de sociedades.

Cómo implementar el salario emocional

Para implementar el salario emocional lo primero que tenemos que recordar es que no por el hecho de no ser una gran multinacional no podemos hacerlo. Cualquier empresa puede poner incentivos para promover el bienestar de sus trabajadores, siempre dentro de sus posibilidades. Esto es importante también, pues una empresa no debe perder de vista el coste de estos incentivos, su repercusión, los resultados que obtendrá y cómo reaccionan los trabajadores a dichos incentivos. Debemos ser realistas y evitar ofrecer medidas que estén por encima de nuestras posibilidades.

Aunque creamos que conocemos nuestra empresa y a nuestros trabajadores a la perfección, a veces lo mejor y lo que más tiempo puede ahorrarnos es preguntarles. De esta manera no desperdiciaremos ni tiempo ni medidas probando cuáles funcionan y cuáles no.

A la hora de implementar las nuevas medidas es importante también hacerlo de manera progresiva y estableciendo un plan de acción, y una vez se apliquen, habrá que medir los resultados. Esta parte es tan importante como las demás, ya que, si no analizamos los resultados de haber implantado nuevas medidas, no sabremos si realmente están funcionando, y en el caso de que no lo estuvieran haciendo, estaríamos perdiendo tiempo y dinero. Por eso, es necesario comprobar que los incentivos que estamos dando a los trabajadores tienen una repercusión y que además es la que esperábamos.

Algunas formas comunes de salario emocional son la flexibilidad del horario laboral, la posibilidad de teletrabajo, la facilidad a la hora de comer, el fomento de actividades de ocio, etc.

Atraer talento

Como hemos mencionado antes, el salario emocional es una de las claves de las empresas para no solo atraer si no también retener talento. Las empresas que buscan perfiles que son difíciles de encontrar, necesitan algo, además del sueldo, que haga que dichos perfiles se decanten por una empresa y no por otra. La manera de hacerlo es mediante incentivos que mejoren la vida del trabajador, y es un método bastante efectivo para que no solo un trabajador elija nuestra empresa sino también para que decida quedarse, se sienta a gusto y valorado, y por lo tanto, su productividad sea la mejor posible.

Sin embargo, es importante saber también que el salario emocional no puede nunca sustituir al sueldo, sino que debe ser un complemento más para hacer atractivo el puesto de trabajo.

Ticket guardería

¿Has oído hablar alguna vez del ticket guardería? Si tienes hijos, esta es una forma de retribución flexible interesante para ti.

Si la guardería de tus hijos está dentro del sistema de ticket guardería y tu empresa también, con este ticket podrás pagarla descontándolo de tu remuneración. 

Pero entonces, ¿En qué te beneficia el ticket guardería? Pues el hecho es que a tu sueldo no solo tienes que descontarle el coste de la guardería cada mes, sino también el IRPF, que es una cantidad proporcional de tu sueldo. Cuando utilizas el ticket guardería, primero se te resta el coste de este y, sobre la cantidad restante, se calcula el IRPF que tienes que pagar, que al ser proporcional, ahora sería una cantidad menor.

En resumen, la guardería seguiría recibiendo el mismo importe, la empresa se deduciría el 100% del saldo adquirido y tú pagarías menos IRPF, con lo que ahorrarías dinero cada mes.

Puedes utilizar el ticket guardería tanto en papel como en formato online. El papel lo recibirás cada mes y tendrás que entregarlo en la guardería. En formato online lo gestionarás tu mismo por internet, lo cual resulta más fácil para tu empresa. Si la guardería de tus hijos no utiliza el ticket guardería solo tienes que proponer que lo soliciten. De igual manera, si tu empresa no utiliza aún el sistema de retribución flexible, siempre es algo que puedes plantear, ya que no supone ningún gasto y los beneficios son tanto para el trabajador como para la empresa.

guarderia

Ticket transporte

Mucha gente se desplaza cada día en transporte público para ir al trabajo, especialmente en ciudades grandes, lo que supone un gasto más a fin de mes.

El ticket transporte es otra opción de retribución flexible que ofrecen algunas empresas y que da solución a este gasto que muchos empleados tienen. Sirve para cubrir los gastos de transporte público que una persona hace cada día para ir a la oficina o el lugar donde la empresa se encuentre.

Esta opción de retribución flexible es muy útil y sencilla, ya que la empresa la puede ofrecer a través de un sistema online, simple y personalizado donde se puede solicitar la tarjeta y consultar su saldo entre otras cosas.

Aunque el gasto de transporte los sigues teniendo igualmente, ocurre igual que con el ticket guardería. El ticket transporte supone un ahorro para el trabajador, que con las diferentes formas de retribución flexible se puede llegar a ahorrar hasta 1500€ al año, al quedar exento de la tributación del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Seguro médico

Seguro que ya has oído hablar del seguro médico como otra forma de retribución flexible, y es que es una de las más comunes, de las más ofrecidas por las empresas y a la vez de las más demandadas por los trabajadores.

Las ventajas de este tipo de retribución flexible son muchas. Algunas ya las hemos mencionado porque son comunes a cualquier tipo de retribución flexible; mejoran la imagen de la empresa, los trabajadores se sienten valorados y valoran a su vez su puesto de trabajo, se sienten más motivados y mejoran su productividad, etc., pero en el caso del seguro médico podemos sumarle que no solo puede beneficiarse el trabajador de la empresa si no también su familia, lo que resulta bastante motivador.

Además de todos los beneficios que obtiene también la empresa, con este tipo de retribución flexible puede deducirse del Impuesto de Sociedades hasta 500€ por trabajador y 1500€ en caso de trabajadores con alguna discapacidad.

Al llevar a cabo una negociación en bloque con la compañía de seguros, la opción de una retribución flexible en forma de seguro médico no solo dará al trabajador la posibilidad de un seguro médico con tarifas más bajas, sino también con muchas más ventajas que si lo contratase por su cuenta de forma independiente.

Manual Ciberriesgo

Declaración de la renta

Ya sabes todos los beneficios de la retribución flexible tanto para los trabajadores como para las empresas, pero seguro que te estás preguntando cómo afecta esto a tu declaración de la renta y qué tienes que hacer exactamente.

En realidad, es bastante simple, pues no eres tú quien debe declarar esto a hacienda sino la propia empresa, que lo debe reflejar en la nómina de forma periódica.

De esta manera, cuando llegue el momento de presentar tu declaración de la renta, la retribución flexible ya aparecerá reflejada en el borrador. En él podrás ver que en la primera cifra que hace referencia a tus ingresos de trabajo, ya se tendrá esto en cuenta, es decir, la cantidad que aparezca será menor de lo que sería sin la retribución flexible. Gracias a esto, la probabilidad de que tu declaración salga a devolver será más alta.

Retribución en especie

La retribución en especie o retribución flexible es una manera de ganar más sin suponer más gastos para la empresa, percibiendo una parte en dinero y otra parte en forma de servicios.

Como ya hemos visto, no puede ser impuesta a los trabajadores unilateralmente y su cuantía no puede superar el 30% de las percepciones salariales del trabajador. Algunos de estos tipos de retribución en especie son el complemento de manutención que puede llegar a una cantidad de 11€ diarios, el uso del coche de empresa, el abono de transporte, etc.

La diferencia entre la retribución monetaria y la retribución en especie es que la primera es el pago de una cantidad de dinero determinada y la segunda, aunque no sea una retribución dineraria, si que supone un beneficio económico para el trabajador.

Plan de pensiones

Aunque no sea un beneficio inmediato que puedas notar mes a mes, el plan de pensiones es otro tipo de retribución flexible que se ha convertido en una de las opciones más exitosas. Un plan de pensiones es una manera de ahorrar muy práctica que es cada vez más popular no solo en España, sino también en otros países de Europa.

Todos los ciudadanos se preocupan por sus opciones de futuro una vez dejen de trabajar, por este motivo, contar con un plan de pensiones es una opción responsable, pues la empresa irá aportando cada mes una parte de tu salario para que, en el futuro, cuando te jubiles, puedas recibir una prestación.

Este tipo de retribución flexible te aportará beneficios no solo en el futuro, sino también ahora, como cualquier tipo de retribución flexible, reduciendo tu base imponible y suponiendo un ahorro del IRPF.

Plan de jubilación

Los planes de pensiones y los planes de jubilación tienen el objetivo común de conseguir un ahorro que complemente en un futuro la pensión pública que recibiremos, pero son cosas diferentes, tanto los planes en sí como la forma de contratarlos.

La principal diferencia entre ambos planes radica sobre todo en el momento de retirar el dinero ahorrado. En el plan de pensiones es difícil disponer de ese dinero por una causa que no sea directamente la jubilación o acreditando una situación de desempleo o enfermedad grave. Sin embargo, con el plan de jubilación puedes disponer de tu dinero en cualquier momento cumpliendo con las condiciones acordadas o pagando una penalización.

Los planes de jubilación son más tradicionales y su rentabilidad se conoce desde el principio, sin embargo, mediante los planes de pensiones se invierte también en mercados financieros, con lo que puedes obtener una rentabilidad mayor. Esto último es recomendable sobre todo si aún estás al inicio de tu vida laboral y puedes asumir tales riesgos.

Otro de los factores que diferencia a los planes de jubilación de los planes de pensiones es su contratación, pues estos se contratan a través de una agencia de seguros mientras que los planes de pensiones son gestionados por un banco.

Aunque los planes de pensiones sean una opción de retribución flexible bastante demandada, la opción de incorporar el seguro de jubilación a tu plan de retribución flexible también está disponible hoy en día dependiendo de la empresa

Como ves, todo es cuestión de estar bien informado sobre los planes que la empresa ofrece y elegir los que sean más rentables para ti.

Manual Ciberriesgo