La borrasca ‘Filomena’ ha bloqueado distintas ciudades, como Madrid, ocasionando, a su vez, multitud de daños y desperfectos. Tras el manto de nieve que ha dejado en diferentes puntos del país, son muchos los que ahora se preguntan qué pasa con los bienes (coche, comercio, hogar) que se han visto afectados.

El seguro se hace cargo

Afortunadamente, las pólizas, por regla general, no contemplan exclusiones por nieve o por temporales similares a ‘Filomena’. Es decir, que la mayoría de los seguros cubren los daños sufridos, tanto en nuestra comunidad de vecinos, como en hogares, vehículos y comercios.

Sin embargo, y para garantizar una respuesta más ágil por parte de la aseguradora, es recomendable recopilar la máxima documentación posible mediante fotos y videos de los desperfectos, puesto que la situación de las carreteras y accesos está impidiendo que los peritos puedan acudir a visualizar, comprobar y valorar los daños. Además, fruto de los múltiples partes que se van a acumular, la visita de estos profesionales puede demorarse bastantes días.

En el caso de autos, por ejemplo, será preciso que el seguro sea en la modalidad de a todo riesgo, por lo que no gozarán de cobertura las pólizas a terceros.

En cuanto al ramo de hogar, las soluciones tradicionales ya contemplarían este tipo de incidentes, del mismo modo que los seguros de comercios, daños materiales empresas y comunidades de propietarios.

Es también importante remarcar que quedan excluidas las coberturas de las pólizas de incendio, ya que únicamente contemplan dicha casuística; si bien es cierto que cada vez es más extraño encontrar este tipo de soluciones mono cobertura.

No aplica Consorcio

El Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) ofrece cobertura para determinadas catástrofes naturales, siempre que los bienes se encentren asegurados, es decir, que exista póliza de seguros contratada que aporte parte de la prima a la entidad pública empresarial.

En el caso de ‘Filomena’, el Consorcio no contempla los daños directamente por nieve o heladas, aunque sí incluye posibles inundaciones causadas por el deshielo posterior, así como los desperfectos que puedan ocasionarse por fuertes vientos durante la borrasca. Esto se traduce en que serán las compañías aseguradoras quienes deberán hacerse cargo de los costes provocados por la nevada y las heladas de forma directa. Asimismo, deberán responder por el lucro cesante derivado de estos posibles desperfectos siempre que se tenga contratada la cobertura específica de pérdida de beneficios.

¿Es Madrid zona catastrófica?

El Ayuntamiento de Madrid está evaluando los daños ocasionados por la gran nevada para decidir finalmente si solicitar la declaración de zona catastrófica. En el caso de que así se produjera, es importante resaltar que es el Gobierno quien dispone de las ayudas gubernamentales que se destinarán a los afectados, por lo que el Consorcio de Compensación de Seguros seguiría sin aplicar.

Por el momento, el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, anunció el pasado domingo que no cree que se den las condiciones para declarar la capital como zona catastrófica: «En el momento actual estamos en una situación distinta, sin daños importantes ni a bienes públicos ni privados”, declaró.

Contacta con nuestros especialistas
Hablemos sobre tus necesidades.