Robo de datos online, prevención para tu organización

matthew-henry-fPxOowbR6ls-unsplash
 

En el pasado, las empresas y organizaciones invertían en seguridad para proteger sus activos físicos, en un mundo tan digitalizado e hiperconectado como el nuestro es de vital importancia salvaguardar las propias redes y sistemas.

¿Qué es el ciberriesgo? El ciberriesgo es cada vez más común, todos trabajamos o tenemos móviles, ordenadores, servidores, tablets que se encuentran conectados a una red y son susceptibles a recibir ataques de este tipo.

Podemos ser víctimas de un robo de datos online que afectará de forma fatal el porvenir de tu organización, ya sea por la pérdida de información, por extorsión, por sabotajes en red o por la falsificación de identidades y documentos.

Sanciones

Además de dañar de forma irreparable la imagen de tu empresa, un caso de robo de datos personales, por poner un ejemplo recurrente, puede implicar que además de haber sufrido dicho ataque seas sancionado por la Agencia Española de Protección de Datos, pagando una multa que puede oscilar entre los 40.000 y los 600.000 euros.

¿Cómo evitar/minimizar los efectos de un ciberataque en tu empresa?

Si hay una herramienta en materia de protección de datos que ya está siendo vital para el desarrollo de empresas de prácticamente cualquier tamaño y sector, ésa es el seguro de ciberriesgo.

¿Pero es eso sólo para grandes empresas?

Una violación de la seguridad cibernética o una fuga de datos pueden conllevar graves efectos en cadena y eso es algo de lo que las grandes compañías han cobrado rápidamente consciencia blindándose concienzudamente. Por eso, son las pymes, particulares e instituciones, las que no han tomado medidas para afrontar este tipo de ataques, los principales objetivos del ciberdelincuente.

Prevenir

Al contrario de lo que se cree, las pymes y micropymes que se ven a sí mismas como players pequeños y de escasa relevancia para sufrir un ataque de este tipo, son precisamente las víctimas predilectas por descuidar aspectos esenciales como la creación, divulgación y monitorización de protocolos de seguridad básicos, o la formación de sus empleados en el uso de soportes informáticos corporativos. Por no prevenir.

Además, la mayoría de ataques cibernéticos no vienen de fuera, sino que las fugas y robos de datos suelen estar provocados por actuaciones negligentes o malintencionadas de los propios empleados. Se calcula que en un 70% de casos el ataque lo sufre la empresa desde dentro.

Precisamente por eso, para evitar robos de datos, crisis de TI, de reputación, financieras y en el consejo de administración de la compañía, es necesario prevenir, contratando cuanto antes un seguro de ciberriesgo: una cobertura ya imprescindible para garantizar un mínimo de tranquilidad.