Correduría de seguros: qué es y por qué necesitas una

La independencia e imparcialidad de una correduría de seguros, además del asesoramiento y la simplificación de los trámites a la hora de comunicar un siniestro o cobrar una indemnización, hace que muchos clientes se decanten por recurrir a sus servicios para que actué de mediadora en la contratación de un seguro

New call-to-action

¿Qué es una correduría de seguros?

 

Una correduría de seguros se dedica a la mediación entre las compañías aseguradoras y los usuarios. Los profesionales que trabajan en las corredurías son expertos en todo lo concerniente a los seguros, por lo que están plenamente capacitados para aconsejar al cliente en cuestiones tales como: qué compañía es la más ventajosa para ellos y qué seguros les conviene contratar entre la amplia oferta existente en el mercado.

 

Principales funciones de un corredor de seguros

 

El corredor de seguros es el principal profesional de una correduría y entre sus principales funciones se encuentran: 

  • Asesoramiento al cliente sobre compañías aseguradoras, pólizas, posibles ofertas, descuentos, etc.  

  • Contratar para sus clientes los seguros más adecuados a sus necesidades en las compañías más ventajosas.

  • Realizar gestiones para el cliente: cambios de compañía en busca siempre de las mejores condiciones, ayudar al cliente a comunicar un siniestro e incluso hacerlo en su nombre y realizar cualquier tipo de tarea administrativa que sea necesaria.

  • Actuar de mediador entre la compañía aseguradora y el cliente, especialmente si se origina algún tipo de conflicto con alguna indemnización, realizando la reclamación pertinente si considera que la compañía aseguradora está actuando en contra de los intereses o derechos del cliente.

 

Ventajas para el cliente de contratar una correduría seguros

 

Un mediador de seguros es, por definición, un profesional que realiza su actividad sin mantener vínculos contractuales con una entidad aseguradora determinada. Esto le confiere una gran independencia que permite a la correduría de seguros ofrecer, objetivamente y sin presiones, las opciones en cuanto a compañías y clases de seguros más intereses y ventajosas para sus clientes. Esta es la principal y más importante ventaja de contratar los servicios de una correduría de seguros.

Por otro lado, el cliente se verá beneficiado por la experiencia del corredor de seguros y su conocimiento del mercado. Las correduría indicará a su cliente las aseguradoras y pólizas que más se adapten a sus necesidades, asesorándoles sobre las condiciones más interesantes y desechando garantías adicionales que, probablemente, encarezcan  la cuota sin que nunca llegue a aprovecharlas.

Al margen de las funciones citadas, relacionadas con el asesoramiento, contratación y trámites, una correduría de seguros puede ofrecer también otro tipo de servicios que aportan seguridad y tranquilidad a sus clientes: 

  • Garantía de protección del patrimonio asegurado.

  • Comparación de ofertas entre varias aseguradoras para elegir la más ventajosa. Esto incluye el análisis de las distintas opciones antes de renovar un seguro, buscando siempre la mejor opción para el cliente.

  • Realización de todos los trámites necesarios, incluidos algunos que pueden llevar mucho tiempo como: la recopilación de información y datos para comunicar un siniestro o hacer reclamaciones por estar en desacuerdo con la decisión de la compañía aseguradora de aprobar o no una indemnización y con qué cuantía.

 

Motivos por los que vale la pena contratar los servicios de una correduría

 

En definitiva, la contratación de un seguro a través correduría es una opción recomendable porque ayuda a los clientes a tomar la mejor decisión posible en la contratación de la compañía y el tipo o los tipos de seguros.  

Lo anteriormente expuesto es solo el inicio  de la ventajas, pero existen más motivos que aconsejan su contratación, puesto que una corredor de seguro acompañará posteriormente al cliente en temas en ocasiones delicados o complicados, como por ejemplo: la actuación frente a un siniestro, hacer una reclamación o decidir si renovar o no con la misma compañía. 

Un corredor de seguros es garantía de objetividad e independencia,  ya que su función es informar a sus clientes, siempre de manera clara y entendible, de las diferentes alternativas con las que cuenta en materia de seguros, basándose siempre en criterios objetivos. Su independencia al no pertenecer a ninguna compañía en concreto le permite una actuación transparente y honesta. 

Por otro lado, un corredor de seguros nos va a ser de gran ayuda en la negociación con la aseguradora, actuando como protector de su cliente y representante de sus derechos, garantizando que, en todo momento, se cumplen las condiciones pactadas en el contrato del seguro.

New call-to-action