¿Qué seguros para empresas me pueden cubrir pérdidas derivadas del coronavirus?

Si buscamos un ejemplo real de emergencia global, que afecte a prácticamente todos los ámbitos, probablemente no vayamos a encontrar uno más claro que la crisis sanitaria, social y económica provocada a nivel mundial por el Covid-19. Prácticamente todas las empresas, independientemente del sector en el que operen, se han visto, y desafortunadamente siguen viéndose, afectadas por la pandemia provocada por el nuevo coronavirus 

A partir del segundo trimestre del 2020, muchísimas empresas y negocios se han visto obligadas a cierres forzosos, limitaciones de horarios, parones de la producción, cambios en su organización y formas de trabajar e, incluso, algunas de ellas han llegado a variar su actividad.  

Hemos cambiado de año y la situación sigue fuertemente marcada por la inseguridad y la incertidumbre y son muchos los responsables de empresas, autónomos y profesionales que se preguntan cómo pueden cubrir las pérdidas derivadas del coronavirus 

Tradicionalmente, las empresas han contratado seguros de diversos tipos para  limitar o amortiguar las consecuencias producidas por accidentes, inundaciones, riesgos financieros o patrimoniales y un sinfín de posibles contingencias. En el caso concreto del Covid-19, algunas pólizas de seguros también pueden cubrir pérdidas o traspasar las responsabilidades a las aseguradoras 

A continuación veremos qué tipos de seguros pueden cubrir pérdidas económicas o de otro tipo relacionados con el coronavirus y, en algunos casos, cuáles son las modificaciones en las pólizas que deberíamos aplicar para evitar problemas a la hora de recibir las indemnizaciones.

New call-to-action

Seguro de Responsabilidad Civil

 

Aunque el seguro de Responsabilidad Civil en principio no cubre directamente las pérdidas económicas producidas por el coronavirus, se trata de una póliza muy completa que proporciona una protección muy importante al asegurado, cubriendo una gran variedad de accidentes y contingencias susceptibles de provocar daños a la propia empresa y a terceros. 

En el contexto actual marcado por la pandemia, muchas empresas han variado, a veces sustancialmente, su actividad por el coronavirus. Por ejemplo, empresas de los sectores más variados, como la automoción o el textil, han cambiado su producción para dar soporte al sector sanitario con la fabricación de respiradores o ropa y elementos de protección para médicos, enfermeras, etc.  En este sentido, aunque se trate de un cambio de negocio de carácter transitorio o temporal, es importante informar a la compañía aseguradora, para cambiar las condiciones en caso necesario y, de esta forma, no tener ningún problema si fuera necesario recibir indemnizaciones por algún motivo.

 

Seguro D&O (Responsabilidad Civil de Administradores y Directivos) 

 

El denominado seguro D&O, que protege el patrimonio personal y familiar de administradores, directivos y altos cargos de las empresas en el ejercicio de sus funciones, ha reforzado su importancia en los actuales tiempos de pandemia. 

Aunque el Real Decreto-ley  8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, libera a los administradores de las deudas contraídas durante el estado de alarma, esto no significa que en cuanto termine el estado de alarma o bien las responsabilidades no puedan achacarse directamente al coronavirus, los altos cargos de la empresa no vuelvan a ser las figuras sobre las que recaiga la responsabilidad. En estos casos, un seguro D&O es uno de los instrumentos de protección más seguros que existen.

 

Seguro de ciberriesgo

 

La pandemia provocada por el Covid-19 ha provocado un importante aumento de los delitos informáticos. Esto es perfectamente entendible, ya que la generalización del trabajo y el aumento de las compras online han creado la tormenta perfecta para que hackers y ciberdelincuentes trate de hacerse con datos sensibles o usurpar identidades para tomar el control de cuentas bancarias y sabotear y chantajear a todo tipo de empresas. 

Una ciber-póliza es un producto completo que combina indemnizaciones por daños propios y a terceros y, en ocasiones, también proporciona las medidas de protección idóneas para que la incidencia informática no llegue a producirse.

 

Revisar las pólizas es clave 

En cualquier caso, la pandemia provocada por el Covid-19 al ser una contingencia novedosa, con unas consecuencias diferentes a las provocadas por otras emergencias, en ocasiones no están siquiera contempladas en las pólizas. Por este motivo,  es muy recomendable una revisión o replanteamiento de las mismas entre la empresa y su aseguradora, siempre de acuerdo, obviamente, a la normativa y leyes vigentes.

New call-to-action