La retribución flexible ofrece a las empresas la posibilidad de incrementar el salario neto de sus trabajadores sin aumentar costes salariales. Los empleados podrán sustituir parte de su retribución dineraria por productos y servicios con la finalidad de tener acceso a precios ventajosos y optimar la fiscalidad.

De esta forma, todos salen beneficiados: las empresas, porque pueden mejorar las condiciones de sus trabajadores sin que supongan grandes gastos, y los empleados porque les permite acceder a productos o servicios con un tratamiento fiscal favorable.

Condiciones de la retribución flexible

Existen una serie de límites y condiciones sobre la retribución flexible que hay que tener en consideración:

  • La retribución en especie no puede ser impuesta de forma unilateral por decisión de la empresa. El empleado decide voluntariamente como percibir su retribución bruta en aquellos servicios más habituales que cuentan con ventajas fiscales.

  • El empleado puede recibir hasta un 30% del total de su salario bruto mediante retribución flexible.

  • El trabajador puede hacer uso de hasta 11€ diarios (en días laborales) en tickets restaurante que quedarían exentos de retención de IRPF para el trabajador.

  • También existe un límite en los tickets transporte, donde el empleado podrá beneficiarse de un importe máximo de 136,36€ al mes (1.500€ por año) siempre que no suponga más del 30% de su salario bruto anual.

  • Las primas abonadas por la empresa en concepto de seguro médico para sus empleados pueden deducirse hasta 500 euros por asegurado.

  • Por último, en cuanto al Cheque guardería, se puede deducir el importe en su totalidad, no existe una cantidad máxima, no pudiendo superar sumando el resto de conceptos el 30% de su salario bruto anual.

Tipos de retribución flexible

El plan de retribución flexible está compuesto por diferentes beneficios para el trabajador:

  • Ticket guardería. Es una forma de retribución flexible para los empleados con hijos matriculados en el primer ciclo de educación infantil (hasta 3 años), que les ayuda a conciliar su vida familiar a través de un servicio de guardería en condiciones fiscales ventajosas.

  • Ticket restaurante. El trabajador puede hacer uso de los tickets restaurante (exentos de retención de IRPF) para pagar los gastos de su comida durante la jornada laboral.

  • Ticket transporte. Sirve para cubrir una parte o todos los gastos en transporte público que muchos empleados tienen que asumir para poder acudir diariamente a su lugar de trabajo.

  • Seguro médico. Los empleados, así como sus cónyuges y descendientes, podrán contar con un seguro médico privado con beneficios fiscales.

Los principales motivos por los que vale la pena ofrecer un plan de retribución flexible

Ayuda a atraer y fidelizar a los trabajadores con más talento

La retribución flexible permite recompensar a los empleados con lo que se conoce como salario emocional, un factor reconocido por los expertos en relaciones labores como fundamental para conseguir configurar plantillas con los mejores profesionales y mantenerlos.

Esto ocurre porque este tipo de incentivos mejoran la vida del trabajador, ya que se siente cuidado y valorado, reforzando un vínculo duradero con su empresa.

Es rentable económicamente

La retribución en especie es una forma de compensar al trabajador y mejorar sus condiciones sin que suponga para la empresa un gran desembolso económico. Además, a su vez supone un gran ahorro fiscal para el empleado.

Mejora el bienestar laboral

Un empleado al que se le facilite conciliar su vida personal y familiar con la laboral, así como vea disminuido sus gastos diarios gracias a reducciones fiscales, se convierte en un trabajador satisfecho y motivado.

Este tipo de incentivos sirven para mejorar el clima laboral y el bienestar de los profesionales, lo que lleva aparejado un aumento de la motivación y la productividad de los empleados a nivel individual y colectivo.

Contacta con nuestros especialistas
Hablemos sobre tus necesidades.